Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

María Teresa Carreño

Imagen sacada de la web: https://www.melomanodigital.com/teresa-carreno-venezolana-de-nacimiento-y-pianista-universal/

Arquitectos de un país:

El presente artículo de investigación forma parte de un proyecto llamado Arquitectos de un país de Trama University en colaboración con historiadores y otros profesionales venezolanos relevantes quienes con la rugurosidad de su trabajo resaltan el objetivo principal de este proyecto:

Recuperar y difundir trayectorias, impactos y presencias de todos aquellos personajes de nuestra historia que, sin empuñar un arma y desde su condición de civiles y ciudadanos, han sido protagonistas en la creación de la vida republicana, en la formación de la nacionalidad, en la formulación y desarrollo de la modernización y en la construcción de la cultura y la institucionalidad democrática.

María Teresa Carreño: una vida de música y pasión

María Teresa Carreño nació en Caracas, Venezuela, el 22 de diciembre de 1853. Desde muy pequeña mostró un gran talento para la música, y comenzó a estudiar piano a los tres años. Su padre, Manuel Antonio Carreño, fue un reconocido pianista y compositor, y su madre, Clorinda García de Sena, fue una cantante de ópera.

Carreño hizo su debut como pianista a los ocho años, y rápidamente se convirtió en una de las pianistas más famosas de su tiempo. Realizó giras por todo el mundo, y tocó para reyes, presidentes y otras personalidades importantes. También fue una compositora prolífica, y escribió más de 400 piezas musicales, incluyendo óperas, ballets, sinfonías y obras de cámara.

Carreño fue una mujer de gran talento y personalidad.  Fue una de las pianistas más importantes de la historia, y su legado continúa inspirando a músicos de todo el mundo. También fue una mujer muy independiente y empoderada, y se convirtió en un modelo a seguir para muchas mujeres de su época. Carreño murió en Nueva York el 12 de junio de 1917, a la edad de 64 años.

Primeros años

María Teresa Carreño mostró su talento para la música desde muy pequeña. A los tres años comenzó a estudiar piano con su padre, Manuel Antonio Carreño, un reconocido pianista y compositor. A los ocho años hizo su debut como pianista, y rápidamente se convirtió en una de las pianistas más famosas de su tiempo.

Cuando Carreño tenía nueve años, fue invitada a tocar el piano para el presidente Abraham Lincoln y su esposa, Mary Todd Lincoln. Como anécdota refiere el escritor Kenneth Bernard, citando palabras escritas varios años después por la pianista, que la niña se dio cuenta de que el piano del recinto presidencial estaba desafinado y declaró que no tocaría más. La actuación fue un gran éxito.

Una vida de giras

Carreño realizó giras por todo el mundo, y tocó para reyes, presidentes y otras personalidades importantes. En 1862, a la edad de nueve años, realizó su primera gira por Europa. Tocó en Londres, París, Berlín y otras ciudades importantes. En 1871, a la edad de 18 años, realizó su primera gira por los Estados Unidos. Tocó en Nueva York, Filadelfia, Boston y otras ciudades importantes.

Una compositora prolífica

Carreño fue una compositora prolífica, y escribió cientos de piezas musicales, incluyendo óperas, ballets, sinfonías y obras de cámara. Sus obras más conocidas incluyen las obras: Himno a Bolívar; Saludo a Caracas; el vals A Teresita, dedicado a su hija; el Cuarteto para cuerdas en si bemol y el Bal en rève opus 26.

De toda su producción, lo más conocido son sus obras para piano: piezas de salón en su mayoría, de corte e inspiración muy románticos y, por lo general, de difícil ejecución; siempre admirablemente adaptadas al instrumento. De todo el repertorio no muy variado, que hasta ahora le hemos conocido, es particularmente digno de atención un Cuarteto de cuerdas en Si menor, editado por Fritzsch, en Leipzig (1896). En esta obra atrevida y compleja, parece como si la Carreño hubiera querido dejar estampada con caracteres casi dramáticos, la heroica lucha que siempre sostuvo consigo misma, por vencer los límites impuestos a su naturaleza femenina.

Carreño fue una pianista virtuosa y una cantante de ópera con una amplia gama vocal. También fue una empresaria artística exitosa que fundó su propia compañía de ópera. Ella creía que la cultura general era esencial para el desarrollo artístico. En sus clases, enfatizaba la importancia de la observación de la naturaleza, el estudio de los seres humanos y el conocimiento de las artes. Carreño es una figura importante en la historia de la música. Su trabajo ha sido reconocido con numerosos premios y honores, entre los que se incluye el nombre de un gran complejo cultural en Caracas.

Escrito por A.I. – Revisado por el equipo de Trama University.

Bibliografía mínima

Jans, F. (abril, 2010). Teresa Carreño: Una excepcional compositora venezolana del siglo XIX. Scielo. http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1010-29142010000100003

Jimenez, G. (16 de noviembre del 2020). Teresa Carreño, primera pianista de Venezuela. Letralia. https://letralia.com/sala-de-ensayo/2020/11/16/teresa-carreno/

Guido, W. (s/f). Carreño, Teresa. Diccionario de Historia de Venezuela, Bibliofeb. https://bibliofep.fundacionempresaspolar.org/dhv/entradas/c/carreno-teresa/